03/04/2019

63 Vistas

En la previa de la última sesión del Concejo Municipal, profesionales trabajan en la filial Sáenz Peña de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer LALCEC) expusieron ante los ediles los pasos a seguir en materia de prevención del cáncer de colon. La exposición se desarrolló en el marco de la semana de lucha contra esa enfermedad, que se conmemoró la semana pasada y durante la misma hicieron hincapié en la necesidad de realizar los controles médicos, fundamentalmente, aquellas personas que se encuadran en la franja etaria de 50 años en adelante. La doctora Mariela Mercadín, especialista en gastroenterología explicó que “esos controles permiten establecer la existencia de pólipos que son como una berruguitas que producen el colon” los que si son detectados a tiempo “se habrá podido prevenir la enfermedad”. En ese sentido agregó que “la prevención se lleva adelante mediante un estudio de materia fecal, se introduce una pipeta en la misa y al igual que un gravindex, si arroja una rayita significa que el resultado es negativo y si da como resultado dos habrá un resultado positivo” por lo que el paciente deberá recurrir a un médico para un estudio complementario como es la “colonoscopía para tener un diagnóstico más preciso”. La profesional destacó que “ese tipo de estudios se puede realizar tanto en el ámbito de la salud pública como privada, en este caso con el correspondiente costo a cargo del paciente”. Por otra parte sostuvo que “esos estudios se pueden realizar todo el año, y se los recomienda a personas con más de 50 años y sin antecedentes familiares de cáncer de colon. En caso de la existencia de antecedentes, directamente se lo somete a una colonoscopía” apuntó añadiendo “que es importante conversarlo con la familia y realizarse los estudios al menos una vez al año, porque contar luego con un diagnóstico tardío complica la situación”. “Los chequeos se recomiendan a partir de los 50 años porque esa es la edad promedio porque a partir de ese momento aumenta el potencial de riesgo, pero no hay que tener miedo y realizarse los controles” pero en el caso de cualquier síntoma en personas menores a esa edad “directamente se practica directamente una colonoscopía” dijo. Sobre si existe algún tipo de hábito o acciones que puedan contribuir a la prevención, la profesional explicó que “no existen, ya que por más saludable que sea el hábito de vida, pueden aparecer factores como el genético que puede influir e igualmente a una persona puede ser pasible de la enfermedad” concluyó.