29/04/2019

52 Vistas

Luego de las abundantes precipitaciones que causaron inconvenientes en gran parte de la ciudad, el Concejo Municipal sancionó en su última sesión la declaración de emergencia para la ciudad por el plazo de 30 días. La sanción de la normativa es abarcativa, ya que no solo tiene la finalidad de solventar los gastos que se originaron mientras duró la contingencia climática, sino también para atender lo que viene luego después que baja el agua. “Hay muchas cosas por recuperar en la ciudad y un gran trabajo por hacer, así que ese fue el espíritu del proyecto para declarar la emergencia hídrica en la ciudad”, sostuvo el presidente del Concejo Municipal, licenciado pedro Egea. Explicó, además, que esta ordenanza de emergencia es para generar la herramienta legislativa que pueda respaldar los gastos que el Ejecutivo destine para esta circunstancia, al tiempo que el intendente viajó a Buenos Aires para gestionar la ayuda necesaria para poder actuar en esta emergencia en cuestiones sanitarias y de infraestructura”. Además, el titular del legislativo local adelantó que “para los sectores afectados, tanto los vinculados a la actividad económica de la ciudad como para los vecinos habría novedades en materia de impuestos, industria y comercio” anuncio lo hará el intendente Cipolini a la vuelta de su viaje para realizar las gestiones en Buenos Aires.